Un hombre fue baleado en la pierna tras un pleito entre vecinos en Jesús María

• El hombre lesionado logró quitarle el arma de fuego a su agresor y le propinó varios cachazos, siendo ambos trasladados a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio

Un problema entre vecinos terminó en una riña, durante la cual, uno de los involucrados resultó herido en una de sus extremidades inferiores por proyectil de arma de fuego, mientras que el otro sufrió una herida cortante en la cabeza al ser golpeado con la cacha de su misma pistola.

Los violentos hechos se registraron el pasado martes por la tarde, en la comunidad de La Rinconada, en el municipio de Jesús María.

Cabe destacar que ambos lesionados fueron trasladados a un nosocomio para recibir atención médica y quedaron detenidos y a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, acusado por las lesiones que se provocaron uno a otro.

Fue a las 16:00 horas, cuando en los servicios de emergencia se recibió un reporte, en el que se informaba que en la calle Camino a la Rinconada, en la comunidad de La Rinconada, perteneciente al municipio de Jesús María, se estaba registrando una riña entre dos vecinos.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Jesús María se dirigieron a ese sitio para tomar conocimiento de los hechos, siendo que al hacer su arribo, encontraron a ambos involucrados lesionados.

Uno de ellos dijo llamarse Héctor Guillermo Rodríguez Cortés, quien presentaba una herida por proyectil de arma de fuego en una de sus extremidades inferiores.

Mientras que el otro, sufrió una herida cortante en la cabeza, tras ser golpeado con la cacha de su misma arma de fuego. Esta persona dijo llamarse Rubén Michel Pelayo.

Con relación a los hechos, se informó que ambos lesionados son vecinos de la misma calle Camino a la Rinconada y debido a unos conflictos que tienen desde hace algunos días, provocó que el martes a las 16:00 horas, uno de ellos acudiera a buscar a su rival hasta su domicilio.

En ese momento se inició una acalorada discusión, siendo que en determinado momento, Rubén Michel sacó de entre sus ropas un arma de fuego calibre 22, la cual accionó en contra de su rival y logró lesionarlo en una de sus extremidades inferiores.

A pesar de encontrarse herido, Héctor Guillermo comenzó a forcejear con Rubén Michel y logró desarmarlo, para después intentar agredirlo con la misma arma de fuego.

Sin embargo, se percató que ya no tenía balas, por lo que entonces comenzó a golpearlo en la cabeza con la cacha, provocándole de esta forma una herida cortante.

Al lugar de los hechos arribaron paramédicos del ISSEA, quienes tras proporcionar los primeros auxilios a los lesionados, ambos requirieron ser trasladados a recibir atención médica especializada a las instalaciones del Hospital Tercer Milenio.

Debido a las acusaciones mutuas por el delito de lesiones dolosas, tanto Héctor Guillermo, como Rubén Michel, quedaron en calidad de detenidos y a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, quien se encargará de resolver su situación jurídica.