ERGO

• Ya no hicieron ruido las versiones malintencionadas que solamente pretendían sembrar psicosis en Aguascalientes…
• Manuel Alonso García, titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, ha demostrado estar a la altura del cargo…
• Luego de 14 años de generales y policías, nuevamente un abogado de extracción civil al frente de la Secretaría de Seguridad…
• Se recrudece la inseguridad en los Estados vecinos; la emboscada en contra del general comisionado a Guardia Nacional deja en claro que los delincuentes se sienten “intocables” …

Por Daniel Guerrero

A QUINCE DÍAS de la caída del “Águila 1”, finalmente han perdido fuerzas las versiones en el sentido de que el motivo habría sido un atentado en contra del secretario de Seguridad Pública, Porfirio Sánchez Mendoza, sin que, hasta ahora, no deje de conmocionar el suceso. Por lo pronto, están en curso los dictámenes periciales por parte de la Asociación Mexicana de Aeronáutica Civil, así como por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, lo cuales determinarán el motivo por el cual dejó de funcionar el helicóptero, que provocó su desplome y con ello la muerte de los cinco tripulantes…

EN MEDIO de la tragedia, una buena impresión ha dejado el nuevo titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Manuel Alonso García, quien además de ser abogado, es maestro en Ciencias Penales y Doctor en Ciencias Policiales y Seguridad Pública, además de contar con una amplia trayectoria y experiencia en la materia. Hasta hace poco era el titular de la Agencia Estatal de investigación Criminal, y, ahora, con el nuevo nombramiento, ha demostrado que está a la altura del cargo, esto se tendrá que ir materializando y reflejando tanto en el combate a la delincuencia, prevención y reacción del delito, proximidad social y en el trato que reciban los elementos de la Policía Estatal…

UN PERFIL bastante diferente al que se venía manejando desde años atrás en Aguascalientes; hay que recordar que el último abogado, de extracción civil, en ocupar el cargo de secretario de Seguridad del Estado, lo fue Herberto Ortega Jiménez, sustituyendo a otro abogado, Filiberto Ramírez Lara, a quien se le escapó de las manos la seguridad en el Estado. Llegó entonces el General Rolando Eugenio Eddy, y con ello, la época de los secretarios de extracción militar y carrera policial, el general Eduardo Bahena Pineda, Sergio Martínez Castuera y Porfirio Sánchez Mendoza, así como brevemente entre los dos periodos de Porfirio, Jonás Chávez…

HOY ESTÁ al frente de nueva cuenta un abogado, pero en esta ocasión un profesionista especialista en Seguridad Pública, con experiencia en el mismo campo y en el manejo y trato con uniformados. Ya se observará cómo camina la seguridad en Aguascalientes. El mejor de los éxitos por el bien de los ciudadanos aguascalentenses…

LO QUE ES un hecho, es que el blindaje de Aguascalientes debe ser constante y permanente, la inseguridad en los Estados de Zacatecas, Jalisco y Guanajuato parece no tener fin, sino todo lo contrario, tiende a recrudecerse más y más. La emboscada en contra del Coordinador de la Guardia Nacional en Zacatecas, General José Silvestre Urzúa Padilla, en el municipio de Pinos, deja entrever que la delincuencia organizada se siente al nivel del Ejército y de la GN, que nos les importa intentar ponerse al tú por tú de las fuerzas federales. Y es que, el general un día antes de su cobarde asesinato, había cateado las instalaciones de la comandancia de la Policía Municipal de Pinos, así como otros domicilios en búsqueda de criminales…

DESGRACIADAMENTE, “el Culiacanazo” empoderó a los criminales y ahora se sienten con el poder para tratar de amedrentar al Ejército y a la Guardia Nacional, instituciones comprometidas con la ciudadanía que siempre de manera heroica, velan por la tranquilidad de las familias mexicanas…

ES POR ELLO, que no se puede bajar la guardia ni un poco en nuestro Estado, ya que los grupos criminales harán hasta lo imposible por apoderarse de Aguascalientes, ojalá y siga fluyendo la sinergia entre las fuerzas federales, la Fiscalía General del Estado y ahora con el nuevo nombramiento en la Secretaría de Seguridad Pública del Estado…

POR LO PRONTO recuerde amable Lector, que “Un Estado sin Justicia, se convierte en cueva de ladrones”.