Fue capturado integrante de un grupo delictivo con un arma larga, cargadores y cartuchos en Cosío

• Fue detenido en la carretera federal 45, como resultado del operativo Blindaje Aguascalientes
• Se desplazaba en una camioneta con placas del Estado de Jalisco

Un peligroso individuo que pretendía internarse en Aguascalientes, procedente del territorio zacatecano, de donde intentaba darse a la fuga a raíz de la presencia de elementos del Ejército Mexicano, que han iniciado una auténtica “cacería” para “aniquilar” a los responsables del homicidio del coordinador de la Guardia Nacional, general José Silvestre Urzúa Padilla, ocurrido el jueves de la semana pasada en el municipio de Pinos, Zacatecas, cayó en la “ratonera” al ser detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

Se trata de quien responde al nombre de Edgar Alejandro, de 28 años de edad, originario del estado de Nayarit, quien al momento de su detención le fue asegurada un arma de fuego larga, de las conocidas como “cuernos de chivo”, además de ocho cargadores y 300 cartuchos útiles.

La detención de este sujeto fue prácticamente un “golpe de suerte”, pues elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, que participaban en el operativo “Blindaje Aguascalientes”, sorprendieron a Edgar Alejandro cuando pretendía internarse a la entidad, procedente del estado de Zacatecas.

Los hechos se registraron el pasado domingo por la mañana, cuando los uniformados circulaban por la carretera federal número 45 Sur, a la altura del municipio de Cosío, cuando en determinado momento detectaron una camioneta Chevrolet Tahoe, en color gris, modelo 2001 y con placas de circulación del estado de Jalisco, la cual circulaba a alta velocidad en dirección de norte a sur, con riesgo de provocar un accidente.

Por tal motivo, los elementos policiacos decidieron darle alcance para pedirle al conductor que detuviera la marcha, percatándose que la persona que iba al volante no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Cuando dicho individuo se percató de la presencia de los uniformados, incrementó la velocidad con la intención de darse a la fuga, por lo que se inició una persecución que concluyó metros más adelante.

Una vez que lograron interceptar a la camioneta, los elementos policiacos le pidieron al conductor que descendiera para ser sometido a una revisión corporal. Al no tener escapatoria, Edgar Alejandro decidió obedecer las indicaciones, sin que en un primer momento se le encontrara algún objeto ilícito en su poder.

Sin embargo, al momento de revisar el interior de la camioneta, detectaron que debajo del asiento del copiloto sobresalía lo que parecía ser la culata de un arma de fuego, por lo que de inmediato activaron los protocolos de seguridad, para evitar alguna posible agresión.

Una vez que revisaron detenidamente la unidad automotriz, confirmaron que se trataba de un arma de fuego larga, de las conocidas como “cuerno de chivo”, además de que debajo del asiento trasero, había un total de ocho cargadores para el mismo tipo de arma de fuego, además de 300 cartuchos útiles de calibre 7.62.

Ante tal evidencia, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado procedieron a trasladar a las instalaciones de la Fiscalía General de la República en Aguascalientes a quien dijo llamarse Edgar Alejandro.

Cabe destacar que dicho sujeto manifestó pertenecer a un grupo de la delincuencia organizada que opera en el estado de Zacatecas, pero que había decidido huir para evitar ser detenido, ante el embate que ha iniciado el Ejército Mexicano en dicha entidad, a raíz del homicidio de un general y quien encabezaba la Guardia Nacional en aquel lugar.

Este individuo fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, como presunto responsable del delito de portación de arma de fuego y cartuchos de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.