Conductor de camioneta resultó ileso tras impactarse contra un poste metálico en Bulevar a Zacatecas y Colosio

Un hombre que se cargaba una borrachera, acabó con su medio de transporte, luego que por circular a velocidad inmoderada y sin precaución, terminó por estrellar su camioneta contra un poste metálico de protección.

El percance que resultó bastante aparatoso, aunque afortunadamente no dejó personas lesionadas, se registró el lunes a las 04:30 horas, sobre el bulevar a Zacatecas y cruce con el bulevar Luis Donaldo Colosio, a la altura de la colonia Trojes de Alonso.

Un reporte a los servicios de emergencia, indicaba que en el lugar arriba señalado se había registrado un fuerte choque de una camioneta contra un objeto fijo, por lo que de inmediato acudieron elementos de Vialidad Municipal de Aguascalientes.

Al hacer su arribo, encontraron una camioneta Renault, modelo 2010, color gris y con placas de circulación del estado de Aguascalientes, completamente destrozada y encima de unos postes metálicos de protección de un semáforo ubicado en ese lugar.

Al proceder a auxiliar al conductor, quien dijo llamarse Enrique, de 40 años de edad, se confirmó que afortunadamente resultó ileso tras el percance. Sin embargo, debido a que la prueba de alcoholimetría a la que fue sometido arrojó que se encontraba en completo estado de ebriedad, dicho individuo fue detenido y trasladado a las instalaciones del Complejo de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes, donde quedó a disposición del juez Cívico Municipal.

Se estableció que el ebrio Enrique conducía su camioneta por el bulevar a Zacatecas en dirección de norte a sur, cuando al llegar al cruce con el bulevar Luis Donaldo Colosio pretendió dar vuelta hacia su derecha con la intención de continuar su trayecto sobre dicha arteria, pero en dirección de oriente a poniente.

Sin embargo, debido al estado de ebriedad en que se encontraba el conductor, aunado a que no disminuyó la velocidad y a que no tomó las medidas de precaución necesarias, terminó por perder el control del volante y se proyectó hacia una isleta, donde se estrelló contra unos postes metálicos que sirven de protección del semáforo ubicado en ese lugar.

Debido al fuerte golpe, varios postes fueron derribados desde su base, además de que provocaron que la camioneta estuviera a punto de volcarse sobre uno de sus costados.