Conductor con aliento alcohólico vuelca su camioneta en la 45 Norte

• El hombre viajaba con su familia y dos de sus hijas menores de edad requirieron ser trasladadas a recibir atención médica al Hospital General de Rincón de Romos

Un hombre que se encontraba bajo los influjos de las bebidas embriagantes puso en riesgo a toda su familia, pues luego de sobrepasarse de copas mientras se encontraba en un convivio, provocó un accidente tipo volcadura cuando se dirigía a su domicilio a bordo de una camioneta pick up.

Su esposa y sus cuatro hijos menores de edad resultaron lesionados, aunque afortunadamente no de gravedad.

Sin embargo, el accidente pudo haber sido mucho más grave, pues al momento de la volcadura, un tráiler venía detrás de la camioneta, aunque afortunadamente el conductor logró detener la marcha justo a tiempo.

Fue el pasado domingo a las 19:20 horas, cuando en los servicios de emergencia se recibió un reporte, en el que se informaba que en la carretera federal número 45 Norte, a la altura del municipio de Pabellón de Arteaga, se había registrado un accidente tipo volcadura de una camioneta, además de que había varias personas lesionadas.

Por tal motivo, se trasladaron de inmediato al sitio señalado los elementos del H. Cuerpo de Bomberos Municipales de Pabellón de Arteaga y personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil, además de paramédicos del ISSEA y de la Benemérita Cruz Roja Mexicana.

Fue poco antes de llegar al puente vehicular elevado que se ubica en la carretera federal número 45 Norte y cruce con la carretera que conduce al municipio de San José de Gracia, donde se detectó el accidente.

Fue en los carriles de circulación de norte a sur donde se encontró volcada con las llantas apuntando hacia el cielo, una camioneta Dodge pick up, en color blanco, con placas de circulación del estado de Oklahoma, Estados Unidos.

Afortunadamente, para esos momentos, ya varios automovilistas que fueron testigos del accidente, se habían acercado para auxiliar a los tripulantes de la camioneta, logrando rescatar al conductor y a tres menores de edad.

Sin embargo, aún en el interior de la unidad automotriz se encontraba una mujer de nombre Mireya, de 25 años de edad, quien presentaba algunos golpes de consideración en diferentes partes del cuerpo, por lo que una vez que los Bomberos Municipales de Pabellón de Arteaga lograron extraerla, los técnicos en urgencias médicas se encargaron de trasladar a recibir atención médica a las instalaciones del Hospital General de Rincón de Romos.

Los paramédicos del ISSEA y socorristas de la Benemérita Cruz Roja mexicana, brindaron los primeros auxilios al conductor, quien dijo llamarse José Juan Martínez, de 27 años de edad; así como a sus tres menores hijas, siendo ellas Milagros Isabel, de 9 años de edad; Citlalli, de 4 años de edad y Britany, de 5 años de edad; además de un niño de nombre Bayron, de apenas 12 meses de nacido.

Cabe destacar que de todos ellos, solamente Britany fue la única que también requirió ser trasladada a las instalaciones del Hospital General de Rincón de Romos, aunque su estado de salud fue reportado como estado.

Se logró establecer que al momento de los hechos el señor José Juan Martínez conducía su camioneta pick up a velocidad inmoderada, además de que presentaba aliento alcohólico, pues había estado ingiriendo bebidas embriagantes en un convivio al que había asistido.

Al circular sin precaución por la carretera federal número 45 Norte en dirección de norte a sur, al momento de llegar al puente vehicular elevado que se ubica en el cruce con la carretera estatal que conduce al municipio de San José de Gracia, repentinamente perdió el control del volante y tras chocar contra la barrera metálica de contención, terminó por volcarse de manera aparatosa, quedando la camioneta pick up con las llantas apuntando al cielo.

Cabe destacar que atrás de la camioneta circulaba un tractocamión con un remolque tipo pipa, aunque afortunadamente, el conductor no lo hacía a velocidad inmoderada, por lo que al percatarse de la volcadura, de inmediato aplicó los frenos y logró detener la marcha justo a tiempo, evitando que arrasara la pick up, lo que hubiera provocado una auténtica desgracia.