Adulto mayor se quitó la vida mientras su esposa escuchaba misa en el fracc. Del Valle

Mientras su esposa escuchaba misa, un hombre de la tercera edad aprovechó que se quedó solo en su domicilio para atentar contra su vida.

Los lamentables hechos tuvieron lugar el pasado lunes por la tarde, en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Del Valle.

El ahora occiso respondía al nombre de Adolfo y contaba con 75 años de edad. De acuerdo a la versión de su esposa, el septuagenario padecía de depresión y presume que por eso decidió quitarse la existencia.

Fue el pasado lunes a las 13:35 horas, cuando en los servicios de emergencia se recibió un reporte, en el que se informaba que en un domicilio ubicado en la calle Nápoles, en el fraccionamiento Del Valle, había sido localizada una persona del sexo masculino suspendida del cuello, en lo que aparentemente se trataba de un suicidio.

Por tal motivo, se trasladaron hasta ese sitio los elementos de la Policía Municipal de Aguascalientes, además de los paramédicos del ISSEA.

Al hacer su arribo fueron recibidos por la señora María Elena, de 77 años de edad, quien comentó que su esposo se encontraba en el patio trasero del domicilio, por lo que una vez que les permitió el acceso, de inmediato se dirigieron hasta ese sitio del inmueble.

Aunque para esos momentos el señor Adolfo ya había sido descolgado, cuando los técnicos en urgencias médicas se dispusieron a brindarle los primeros auxilios, se percataron que ya con contaba con signos de vida, por lo que se dio aviso de lo sucedido a la Fiscalía General del Estado.

De acuerdo a la versión que proporcionó la señora María Elena, el lunes a las 11.30 horas, salió de su domicilio con la intención de acudir a la misma que se celebra a las 12 del día, por lo que su esposo se quedó solo en el hogar.

Es el caso que al retornar a las 13:35 horas, se le hizo extraño no encontrar a su marido en la sala o en su recámara, por lo que decidió ir a buscarlo al patio trasero y fue en ese momento que lo detectó colgado del cuello, para lo cual utilizó un cable de la luz en color blanco con negro.

Al percatarse de lo anterior y una vez que logró reponerse del susto, decidió cortar el cable con unas tijeras y tras descolgar al señor Adolfo, lo recostó en el suelo y trató de brindarle los primeros auxilios. Sin embargo, al ver que no lograba hacerlo reaccionar, decidió llamar a los servicios de emergencia para reportar el intento de suicidio.

Más tarde se presentaron los elementos del Grupo Homicidios de la Policía de Investigación, además del personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, quien dio la fe ministerial del cuerpo sin vida del septuagenario.