Muere motociclista y su acompañante resulta lesionado tras caer de su unidad y ser arrollados por una patrulla de la Policía Municipal de Pabellón de Arteaga

Por intentar darse a la fuga a al ser detectados en una operación de compra-venta de droga, dos jóvenes cayeron de la motocicleta en que viajaban y luego fueron arrollados por una radiopatrulla que los iba siguiendo, por lo que lamentablemente, uno de ellos perdió la vida de manera instantánea, mientras que otro más resultó lesionado de gravedad.

Los trágicos hechos se registraron el lunes a las 15:40 horas, en un camino de terracería que conduce de la comunidad Emiliano Zapata a la comunidad Hacienda de Letras, en el municipio de Pabellón de Arteaga.

Quien perdió la vida fue una persona transexual que se hacía llamar Karla Fonseca, aunque su verdadero nombre era Carlos Amador Fonseca, de 34 años de edad y vecino de la cabecera municipal de Pabellón de Arteaga.

Fueron los mismos elementos de la Policía Municipal de Pabellón de Arteaga los que solicitaron la presencia de los servicios de emergencia, debido a que en el sitio señalado líneas arriba, se encontraban dos personas del sexo masculino lesionadas, tras haber caído de una motocicleta en movimiento.

Por tal motivo, se trasladaron hasta el camino de terracería que conecta las comunidades de Emiliano Zapata y Hacienda de Letras, los paramédicos del ISSEA, además de uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y de la Policía Municipal de Pabellón de Arteaga.

Al hacer su arribo, encontraron tirados en el suelo a dos jóvenes que fueron identificados como Carlos Amador Fonseca, de 25 años de edad, así como Jesús Aguiñaga, de 22 años de edad.

Al momento que los técnicos en urgencias médicas procedieron a brindarles los primeros auxilios, se percataron que el primero de ellos ya no presentaba signos de vida, mientras que Jesús Aguiñaga presentaba varias lesiones en diferentes partes del cuerpo, por lo que fue trasladado a recibir atención médica a las instalaciones del Hospital General de Pabellón de Arteaga.

Cabe destacar que Carlos, apodado “La Karla”, tenía la cabeza prácticamente destrozada, descartándose que su deceso hubiera sido por la caída de la motocicleta en que viajaba, sino que había sido arrollado por la unidad policial que los iba siguiendo.

Por tal motivo, los elementos de Seguridad Pública Municipal de Pabellón de Arteaga, procedieron a detener a su compañera, una mujer policía, quien era la que iba al volante de la radiopatrulla, a fin de ponerla a disposición del agente del Ministerio Público, quien se encargará de resolver su situación jurídica.

Posteriormente, una vez que se realizaron las investigaciones, se determinó que minutos antes del accidente, elementos de la Policía Municipal de Pabellón de Arteaga se encontraban realizando labores de vigilancia, a bordo de una radiopatrulla tipo camioneta pick up, marca Ford  Lobo F-150, en color azul marino con blanco, con número económico AG201-A, cuando al circular por la carretera estatal número 18, detectaron a unas personas en los momentos en que realizaban una transacción de compra-venta de marihuana.

Cuando se vieron descubiertos, decidieron alejarse rápidamente en diferentes direcciones.

Jesús Aguiñaga y Carlos Amador Fonseca, abordaron una motocicleta marca Itálika, en color café, modelo 2020 y sin placa de circulación y se alejaron velozmente sobre la misma carretera estatal número 18.

Por tal motivo los uniformados fueron en su persecución, siendo que en determinado momento, observaron que los tripulantes de la motocicleta daban vuelta hacia un camino de terracería que conduce de la comunidad Emiliano Zapata a hacienda de Letras y continuaron su fuga en dirección de sur a norte.

Es el caso que cuando los tripulantes de la moto habían avanzado unos 300 metros, repentinamente, por la misma velocidad que llevaban, provocó que perdieran el equilibrio y cayeran aparatosamente al suelo.

Debido a que el vehículo policiaco ya casi los alcanzaba, la mujer policía que iba al volante, no pudo evitar arrollarlos y lamentablemente, las llantas pasaron sobre la cabeza de Carlos, quien de esta manera falleció de manera instantánea.

A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron al lugar del accidente los elementos del Grupo Homicidios de la Policía de Investigación, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, quien dio la fe ministerial del cuerpo sin vida de Carlos Amador Fonseca.