Muere hombre tras ser sepultado por varias toneladas de silo en el rancho La Salada

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, del Grupo de Operaciones Aéreas de la Policía Municipal, así como personal de Bomberos del Municipio Capital y paramédicos del ISSEA atendieron el reporte de persona sepultada en silo, a pesar de que se realizaron las maniobras para intentar salvarle la vida, no fue posible por lo que al lugar arribó personal de servicios Periciales.

Los hechos se registraron alrededor de las 10:49 horas, cuando en el Servicio de Emergencia 911, se recibió el reporte de que en el rancho denominado La Salada, ubicado sobre la carretera estatal 42 que conduce a la comunidad Salto de los Salado, casi entronque con el libramiento sur, era requerida su intervención, toda vez que toneladas de silo habían caído sobre una persona de sexo masculino, la cual se encontraba sepultada.

Lo elementos estatales y municipales fueron los primeros en llegar al lugar, mismos que se encargaron de extraer a la víctima, momento en el que paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas y Policía Estatales se dieron a la tarea de realizar maniobras de reanimación cardiopulmonar, al detectar que ya no contaba con signos vitales.

Minutos después, a su llegada, paramédicos del ISSEA que llegaron en la ambulancia ECO-431 y personal de Bomberos Municipales, apoyaron dichas acciones, hasta que confirmaron que no respondía, por lo que determinaron en ese momento que ya había fallecido.

Por este motivo se acordonó la zona y se solicitó la presencia del personal de Servicios Periciales, quienes se encargaron de realizar el levantamiento del cuerpo de quien fue identificado como Antonio Díaz, cuya edad oscila entre los 40 y 45 años de edad, mismo que posteriormente fue llevado a las instalaciones del SEMEFO.

Sobre los hechos se logró conocer que Antonio acudió al rancho a comprar Silo, cuando en determinado momento, se aproximó para ver el producto y varias toneladas de silo se le cayeron encima, con los resultados ya descritos.