Imputan a probable homicida

El Juzgado convocó a los intervinientes en la audiencia inicial, con lo que se dieron cita la Fiscalía, el imputado de nombre José Asunción alias “El Concho” y su defensa. Fue así que se inició la diligencia en la que se aportaron los datos de prueba necesarios que relacionan al señalado con la probable comisión del hecho delictivo de Homicidio Doloso Calificado con Premeditación y Ventaja, información de suficiencia para el celebrante quien determinó vincularlo a proceso, señalando que permanezca prisionero, estableciendo el plazo de dos meses hasta la siguiente etapa procesal.

La historia tiene inicios a finales del mes de mayo de 2018, momento en el que la víctima, de nombre Luis Alejandro alias “Nacho”, enfocaba sus actividades laborales a la venta de narcóticos, en primera instancia haciéndolo para un grupo criminal y posteriormente cambiando al bando antagónico.

Meses después, a finales de julio, la organización delictiva a la que pertenecía en primera instancia, de la que también era miembro “El Concho”, buscó a toda costa acabar con la vida de la víctima, debido a un supuesto adeudo.

Fue el día sábado 28 de julio, cuando el conjunto coordinó sus esfuerzos para ultimar al pasivo, por lo que se allegaron de armas de fuego y dieron seguimiento a sus actividades del día, siendo que, en un punto intermedio transcurrido entre las 16:30 y las 17:00 horas, el imputado, en compañía de un sujeto diverso, acudieron a bordo de un automóvil hasta un domicilio ubicado en la colonia Enrique Olivares Santana.

Al interior de la vivienda, la víctima departía con diversos sujetos, sin embargo, tenían la puerta del acceso principal abierta, por lo que era sencillo percatarse respecto de quiénes se encontraban en el interior.

Al ver que el objetivo estaba tan cerca de ellos, el imputado dio instrucciones a su acompañante, refiriéndole que él entraría para quitarle la vida a “Nacho” y le pedía que realizara labores de vigilancia con el objetivo de no ser capturados en la acción.

Momentos más tarde, José se paró en el umbral de la puerta y disparó su arma con capacidad para percutir casquillos de calibre 9 milímetros, en por lo menos seis ocasiones, causándole heridas a los presentes, siendo que, a la víctima a la que se refiere el presente comunicado, le ocasionó dos, de las cuales una impactó en la región maxilar derecha penetrante de cabeza y cuello y otra en la región clavicular izquierda.

Al tener a la vista la escena, el sujeto emprendió la huida, siendo perseguido por una testigo quien no consiguió alcanzarlo. Momentos después apareció en la escena un taxista, a quien el imputado y su acompañante entregaron las armas para posteriormente abordar la unidad de alquiler e irse a toda velocidad del lugar.

Por su parte, el pasivo fue trasladado por paramédicos hasta las inmediaciones del Centenario Hospital Miguel Hidalgo, donde horas más tarde falleció como consecuencia de las graves heridas.

Lo anterior activó los protocolos correspondientes por parte de personal de la Fiscalía especializado en Homicidios, siendo que, se trasladó el cuerpo sin vida hasta las inmediaciones de Investigación Pericial para la práctica de la necropsia correspondiente.

Como resultado del estudio se estableció que Luis Alejandro pereció por un choque hipovolémico por hemorragia interna y externa consecutivo a herida producida por proyectil disparado por arma de fuego penetrante de abdomen.

Paralelamente, se iniciaron las indagatorias a través de lo que se logró establecer una teoría del caso que sustentara con datos de prueba sólidos lo anteriormente expuesto, por lo que, una vez recabados los elementos suficientes, se llevaron a cabo las diligencias correspondientes para localizar al imputado.

Producto de la coordinación adecuada entre los miembros de la Trilogía de la Investigación, se condujo a audiencia inicial a José Asunción alias “El Concho” para la determinación de su situación jurídica.

En la diligencia, se aportaron los datos de prueba suficientes con los que se comprobó la alta probabilidad de su intervención en el hecho señalado en la ley como delito de Homicidio Doloso Calificado con Premeditación y Ventaja, con lo que se dictó la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa y se establecieron dos meses para el complemento de las indagatorias.