Ya fue identificado el hombre ejecutado y encobijado en Norias de Ojocaliente

Ya logró ser identificado el hombre que fue víctima de la delincuencia organizada y que durante el transcurso del lunes por la madrugada fue ejecutado en la comunidad de Norias de Ojocaliente.

El ahora occiso respondía al nombre de Carlos Adrián Pérez, quien contaba con 30 años de edad.

La necropsia que fue realizada por médicos legistas, permitió establecer que a esta persona le quitaron la vida de un fuerte golpe en la cabeza que le provocó un traumatismo craneoencefálico severo, así como una asfixia por estrangulación armada.

Los hechos se registraron el pasado lunes a las 05:35 horas, cuando un vecino de la comunidad de Norias de Ojocaliente encontró el cuerpo, por lo que de inmediato lo reportó a los servicios de emergencia.

Hasta el lugar de los hechos se presentaron elementos de la Policía Municipal de Aguascalientes, personal del Ejército Mexicano, paramédicos de la Coordinación Municipal de Protección Civil e investigadores de la Fiscalía General del Estado.

Fue en un enorme terreno baldío ubicado en la calle Diamante, entre las calles Esmeralda y Amatista y cerca del arroyo de la comunidad de Norias de Ojocaliente, donde fue localizado el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino.

El ahora occiso estaba envuelto en una colchoneta a cuadros, en colores verde, blanco y rojo, misma que estaba perfectamente amarrada con un lazo de plástico en color gris.

A simple vista, sobresalía únicamente parte de la cabeza y se le detectó un fuerte golpe en el cráneo; de igual forma, sobresalían sus extremidades inferiores, detectándose que calzaba unos tenis en color blanco, sin agujetas.

Cabe destacar que la persona que encontró el cuerpo, manifestó que caminaba por el terreno baldío en compañía de sus hijos, ya que se dirigía a la parada del autobús, cuando al pasar cerca del arroyo observó un “bulto” que le llamó la atención, ya que estaba envuelto en una colchoneta.

Sin embargo, al momento de acercarse, se dio cuenta de que se trataba de una persona del sexo masculino que al parecer ya estaba sin vida, por lo que decidió llamar a los servicios de emergencia para reportar lo ocurrido.

Para realizar las diligencias correspondientes, se presentó el personal de la Dirección de Investigación Pericial, elementos de la Policía de Investigación y el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado.

Por los indicios encontrados, se estableció que el homicidio ocurrió en otra parte y que solamente los presuntos responsables fueron a tirar el cuerpo en ese sitio. De igual forma, se determinó que la víctima tenía entre 2 y 3 horas de haber fallecido al momento del hallazgo, por lo que se presume que le quitaron la vida entre las 02:30 y 03:30 de la madrugada.