CALIBRE 45

Denuncian a diputada morenista Natzielly Teresita por robar salarios de empleados…
Inventa gestiones a través de un banco de datos; obliga a los ciudadanos a firmar hojas de gestión en blanco para inflar los montos y quedarse con el dinero…

Al ser enviados a Zacatecas para llevar dinero a familiares de su jefa la diputada en el Congreso local por el partido Morena, Natzielly Teresita Rodríguez Calzada, dos empleados de la misma no se atrevieron a desobedecer, mucho menos a intentar maliciar el fondo del asunto pero, cuando les pidió que adquirieran a su nombre casas con valor de varios millones de pesos que ella pagaría y se negaron, firmaron su “sentencia de muerte” porque de inmediato, groseramente, les anunció que ya no los quería ver, que pasaran por su liquidación.

Recién rindió Natzielly Teresita Rodríguez su segundo informe de actividades legislativas que estuvo bien “maquillado” …

Sin embargo, el asunto no terminó ahí pues, al acudir con Omar Israel Jiménez Colombo, quien funge como titular de la Dirección General de Servicios Administrativos y Financieros del H. Congreso del Estado, se encontraron con la sorpresa de que, pese a que uno de ellos estaba registrado con un sueldo de 15 mil pesos mensuales y el otro con 25 mil, únicamente habían cobrado un salario de seis mil pesos cada uno durante el tiempo que estuvieron laborando con Natzielly Teresita cuyo slogan en su recién II informe de actividades fue “la diputada más productiva del Estado”, por lo que de paso le exhibieron su forma de inventarse gestiones a través de un banco de datos con credenciales de elector, además de cómo obliga a los ciudadanos que acuden a pedir un apoyo para que les firme hojas de gestión en blanco. Tal es su método para enriquecerse ilícitamente, burdo y descarado.

Al percatarse que les habían estado robando su salario ya que les pagaban en efectivo los seis mil a cada uno, quedándose Natzielly con la diferencia del dinero, abusando de su posición de poder como diputada, decidieron informar a Oscar Israel Jiménez que no firmarían nada pues, nunca habían recibido el dinero que especificaban los contratos que en ese momento les pedía que les firmara.

Jiménez Colombo les dijo que si no querían firmar que estaba bien, que platicaran con la diputada Teresita, ya que si ella administraba así sus finanzas y no les habían pagado lo que decían los contratos él no estaba enterado y no podía hacer nada al respecto.

Resulta que, al volver con la diputada, ésta dijo a uno de ellos en tono amenazante y prepotente que a él lo había mandado a firmar y no a preguntar nada respecto del pago que recibía, que ya la habían hecho quedar mal con Omar, que la habían quemado y que era una orden, que tenían que firmar los contratos y la renuncia, que no se metieran en problemas.

Los dos ex empleados de la diputada transa ya presentaron denuncia respectiva ante la Fiscalía Anticorrupción, Fiscalía General del Estado y una demanda en la Junta de Conciliación y Arbitraje, aunque, esta última no ha prosperado en virtud de que los primeros abogados que contrataron resultaron carentes de toda ética y se “vendieron” con la parte demandada.

En el primer caso de un joven de 25 años de edad, éste manifiesta que le robaron un salario por la cantidad de 108 mil pesos, ya que es la cantidad que no le entregaron pues, únicamente le pagan seis mil pesos al mes y le habían tenido que pagar 15 mil mensuales, desprendiéndose así la acción ilícita por parte de la diputada Natzielly Teresita Rodríguez, consistente en adjudicarse su salario, aprovechándose de su posición como diputada, engañándole, faltando a los principios rectores de su cargo, de su actuar y traicionando los valores que deben regir al interior del Congreso del Estado de Aguascalientes.

Con su otro compañero, de 23 años, ocurrió lo mismo y en su denuncia, ambos mencionan que como condición para darles el trabajo les hicieron firmar, de entre otros documentos, dos hojas en blanco, motivo por el cual solicitan se declare la nulidad de cualquier documento que pretenda hacer aparecer a los demandados como forma de renuncia a los derechos y prestaciones que conforme a la ley les corresponden.

El segundo ofendido manifiesta que le fue asignado el trabajo de gestor social y asistente personal de la susodicha diputada, con un horario fijo de lunes a viernes, de 9 de la mañana a 2:30 PM, con un salario de 6 mil pesos mensuales, encargándose de manejar una base de datos de gestión, de enlazar las gestiones con dependencias municipales, recepción, atención y asesoría a ciudadanos, así como de realizar actividades como asistente personal con actividades como investigación de información parlamentaria, análisis de medios de comunicación y hacer transferencias, retiros y pagos de servicios de la hoy demandada.

Con fecha 15 de septiembre del 2018 fue contratado por la diputada y el día 22 de agosto de 2019, la aludida, al estar por concluir su jornada laboral le dijo: “Ya no te quiero ver aquí, el día de mañana te presentas con Omar para que firmes tu renuncia”. Posteriormente Omar le informó que la diputada le había dejado a disposición del Congreso porque no quería que siguiera trabajando para ella, que tal vez le buscaría otra área dentro del Congreso para acomodarlo, lo cual no sucedió.

Al regresar a la oficina de Natzielly se encontró con su otro compañero despedido, por lo que juntos pretendieron corroborar el motivo del despido, a lo que la diputada le dijo en tono amenazante que no se metiera en problemas, que estaba muy joven y que recordaran que ella era una diputada, que por su bien mejor se retirara y no se volviera a presentar.

Es el caso que cuando acudieron de nueva cuenta con Omar Israel, el segundo denunciante se percató que el contrato que le querían hacer firmar especificaba un pago de 25 mil pesos mensuales, cuando en realidad únicamente le pagaban seis mil, al igual que su compañero, por lo que la diputada le robó 218 mil pesos de su sueldo. Todo el tiempo estuvieron siendo engañados por la voraz diputada que desvía a su antojo los recursos que se le asignan.

TODA UNA “FICHITA”
En su primera ratificación de denuncia el pasado martes, uno de los ofendidos manifestó que su acusada está acostumbrada a pedir a las personas que acuden a solicitar apoyo económico o en especie, le firmen una hoja de gestión para justificar el recurso; siempre quería que le firmaran en blanco y cuando la firmaban completa, se las regresaba y hacía que el ciudadano volviera otra vez a firmar porque la orden e indicación era que fueran en blanco. Obviamente al ciudadano nomás le daban un porcentaje y el resto se lo quedaba ella, de allí era que los mandaba a Zacatecas con dinero en efectivo en sobres cerrados.

Más aún, señaló el declarante, la hoy imputada se inventaba gestiones, como diputada ella tiene como un banco de datos con credenciales de elector y a nombre de esas personas firmaba en su nombre, obteniendo gestiones ficticias e inexistentes para quedarse con el dinero. Dijo que era una forma de ella para lapidar los bienes del Congreso, defraudando al propio Congreso e incurriendo en el delito de peculado que, señala claramente consiste en utilizar los recursos de la propia dependencia para su uso personal y enriquecerse.

II Informe: La diputada más productiva del Estado…

Adoptando una actitud de “gánster”, la diputada Natzielly, dijo el declarante, fue a amenazar a la madre de uno de ellos argumentando que mejor ni se metieran porque no sabían con quién se estaban metiendo, que ella conoce a mucha gente en Aguascalientes y fuera del Estado, que los iba a perjudicar de una forma que no tenían ni idea. ¿Qué pasa en nuestro flamante Congreso?

Hipócritamente Natzielly pregona: “Soy una mujer de izquierda progresista que se rige bajo los valores de la lealtad, la honestidad y la responsabilidad. Desde niña, he luchado por un México justo y equitativo, por un país que escuche todas las voces; por un país donde la democracia deje de ser una utopía, por ser un país en donde los ciudadanos tomen decisiones fundamentales del poder público” (¿?) Vaya cinismo, ni ella misma se lo cree.

Por su parte, de forma imprudente, por no dar otro calificativo, el director del Departamento Jurídico del Congreso, Mario Alberto Rivera Saucedo, quien tiene aspiraciones para llegar al cargo de secretario general, ofreció a los abogados la cantidad de 50 mil pesos para que se desistieran de llevar el asunto de los dos jóvenes despedidos.

Al mismo tiempo, el máximo líder de Morena, Andrés Manuel López Insiste: “No estoy yo protegiendo a nadie, he sido muy claro, no hay impunidad, cero corrupción, cero impunidad, trátese de quien se trate”, de lo cual Pío, Bartlett, Ana Guevara, Nahle, Irma Sandoval y Natzielly, entre otros, se carcajean…

Desde su juventud la diputada suspiraba por el poder y cuando lo alcanzó, nomás ha sido para enriquecerse a costa de los demás, ¿Qué vamos a hacer con los ricos?