CALIBRE 45

HASTA dónde llegaremos en el tema de seguridad…

RECORDAMOS cómo en la década de los ochenta que nos tocó vivir muy activamente, en plena juventud, colaborando para medios impresos, radiofónicos y posteriormente televisivos, nos atraía e indignaba cualesquier injusticia, motivo por el cual interveníamos apegados a cumplir con nuestro trabajo publicando de todo o bien realizando hasta detenciones como civil en contra de cualesquier delincuente, siempre y cuando la acción a emprender estuviera dentro de nuestra capacidad…

SIN SER policías, en ese momento, porque alguna vez sí estuvimos al servicio de la Ley, nos tocó detener a un sinnúmero de hampones, de todo tipo. Supimos medir el riesgo que representaba cualquier acción, teníamos la solución para nuestros conocidos y amigos, al que le habían robado su vehículo, al que había sido víctima de algún fraude y/o estafa, etc…

PRIMERO apelábamos a la autoridad correspondiente, pero, cuando no obteníamos alguna respuesta positiva, nosotros mismos emprendíamos algo, de una manera o de otra hasta que finalmente lográbamos que el Ministerio Público procediera, aunque fuese obligadamente…

AL MISMO tiempo, en nuestra faceta de reportero, nos gustaba sumarnos a las fuerzas policiales investigadoras no sólo para cuando realizaban su trabajo localmente, nos fascinaba sentirnos uno de ellos en cualquier momento, lugar o circunstancia. Cuando incursionaban en otros Estados del país yendo tras la pista de alguna banda delictiva bien organizada, como lo hicimos en varias ocasiones con el exsubdirector Antonio García Nieto, de la Policía Judicial del Estado, con el consentimiento del director Carlos Hidalgo Z. Eddy…

SIEMPRE nos fue bien. En una ocasión nos trasladamos al Estado de Michoacán en una Ford modelo 1979 tipo pick up y en un Dart de los grandes, de los que fabricaron más sólidos. Investigaban las operaciones de una banda de robacoches y a nuestro regreso fueron tantos los vehículos recuperados que a todos nos tocó conducir uno de ellos, en lo personal me tocó traer para que fuese devuelta a su legítimo dueño una camioneta Ford tipo redilas con capacidad de tres toneladas…

LA INCURSIÓN en aquel Estado tuvo sus momentos peligrosos y en uno de ellos, aventé la cámara con la que estaba tomando fotos para empuñar una escopeta calibre 12 que vi en la caja de la Ford en la que estábamos parapetados. Arribamos en fila india a Aguascalientes, la satisfacción por el trabajo realizado también me invadió puesto que como ya dije, me sentía uno de ellos y lo más importante para mí, traía material gráfico exclusivo…

SIN EMBARGO, al entrar al edificio de la corporación notamos un ambiente inusual y que el director Z. Eddy estaba de mal humor. Enseguida nos enteramos de que habían asaltado un banco el día de nuestro regreso y esto fue el frijol en el arroz. Pero, bueno, así es todo esto y, además, Z. Eddy golpeaba todos los días a la delincuencia organizada y no organizada…

LA PRIMERA vez que subí a un helicóptero iban federales, de la Judicial del Estado al mando de Antonio García Nieto y este servidor. El requisito para acompañarlos consistió en que además de mis cámaras (2) tenía que ir armado porque iban a reventar un rancho con plantío de marihuana en los límites de Aguascalientes con Jalisco…

LA NAVE no tocó el suelo al llegar, tuvimos que saltar para caer sobre un maizal y de inmediato proceder a rodear el lugar. Las armas me estorbaban, principalmente la larga, en ese tiempo el material con las que les fabricaban era de acero y pesaban mucho, máxime que no estaba acostumbrado a cargarlas. Finalmente, el plantío fue asegurado y los cuidadores detenidos…

¿A DÓNDE vamos con todo esto? Lo que sucede es que, a lo largo de los años, de la decepción hemos pasado a la impotencia y luego a la nostalgia. En aquel tiempo cualquier persona que tuviera alguna información o denuncia era valorada, atendida; así también, cualquier ciudadano como yo, un joven sumamente inquieto y con un espíritu ávido de justicia al servicio de los demás, de la verdad, no encontraba tanto obstáculo para actuar ante cualquier circunstancia donde alguien estuviera resultando afectado o siendo víctima. Teníamos también la “suerte” de que mucha gente acudiera con nosotros con la seguridad de que les íbamos a resolver cualesquier problema o por lo menos, les aconsejaríamos acertadamente o canalizaríamos ante alguno de nuestros amigos dentro de la procuración de justicia…

POR TODO lo anterior hemos sido siempre muy observadores, críticos cercanos del tema de la seguridad pública. Siempre atentos para señalar las cosas buenas y malas, desgraciadamente poco a poco empezamos a ver cómo se fue perdiendo el control de las cosas. Ha habido rachas donde todos los jefes policiacos, localmente hablando, toparon con pared sin hallar nunca la puerta, esto hasta por cuestiones de la política donde los priistas descalificaban a los panistas y viceversa…

PERO eso ya pasó, el problema creció a nivel nacional sin que alguien pudiera hacer algo para que Peña Nieto continuara con el trabajo de Calderón Hinojosa que fue mal exhibido como la “fallida guerra contra el narco”, al tiempo que en Aguascalientes se sigue trabajando con ciertos factores que limitan el trabajo policial, pero, al menos, aquí, aunque también tiene lo suyo con relación a la inseguridad las cosas no están peor como en otras entidades…

SENTIMOS que de nada sirvió criticar junto con algunos pocos que sí lo hicieron, a Peña Nieto en su momento. Parecía que el gobierno estaba ciego (obvio que no era así) y todos nuestros malos presentimientos se han ido haciendo realidad, incluidos los del propio Felipe Calderón que siempre dijo no se dejara a la delincuencia convertirse en “gobierno” y cobrar sus propios impuestos. Hace muchos años también que la gente dejó de denunciar alguna irregularidad ante las autoridades porque, apenas acababan de colgar el teléfono cuando los delincuentes a quienes había señalado ya estaban tocando a su puerta para reclamar y desquitarse…

DIFÍCILMENTE algún civil le ayudará a Ud. en caso de que tenga la mala fortuna de afrontar alguna adversidad en la vía pública. Hoy en día los delincuentes echan bala sin ton ni son cuando les place haciendo correr a todos los testigos puesto que hay que tratar de ponerse a salvo…

PARA NOSOTROS los tiempos de Peña Nieto y sus huestes en todas partes del país fue un descaro, una vergüenza de gobierno con su Secretaría de Seguridad, lo cual auspició que mucha gente apostara al que se dijo el mecías que prometió un gran cambio, pero cuya actitud peca en lo absurdo. Para justificar su nulo interés por corregir el rumbo, el actual presidente dice que a quienes secuestran son a los ricos y por esto hay que bajar a todos a la pobreza…

LAS INCONGRUENCIAS son el pan de cada día en todos los temas, lo cual está engrosando la grotesca falacia que mantiene la venda en los ojos de millones de mexicanos que sueñan con salir de pobres y disfrutan el desplome de la economía, así como el trillado combate a la corrupción. El directivo aguascalentense de Nissan Mexicana, Pedro Ortiz Gámez, quien fue acribillado dentro de la jurisdicción del Estado de Jalisco ¿era rico?, posiblemente no, pero le fue peor: le quitaron la vida en presencia de su esposa. Más aún, sin ser millonario posiblemente también iba a ser objeto de un “secuestro exprés” para de esta forma exigir los delincuentes a sus familiares un pago de unos cientos de miles de pesos a cambio de perdonarle la vida. Todo es sospechoso y probable hasta que no se llegue a la verdad de los hechos que son investigados por las autoridades jaliscienses…

HASTA DÓNDE se llegará caray. Nuestros tiempos de “justiciero vengador” ya pasaron, sólo los policías pueden actuar y la mayoría están atemorizados, aunque, en lo personal nos queda algo de tiempo si es que otra cosa no sucede y los virus de moda lo permiten, para continuar nuestro trabajo a través de la denuncia pública y nuestros conocimientos en la materia del Derecho; presente y futuro están marcados por criminal omisión, falta de interés, corrupción, ausencia de capacidad y miedo…

PRIMERO, la sociedad se acostumbró a vivir en medio de la impunidad y ahora tiene meses de compartir vida con un virus letal del que no existe aún vacuna efectiva en ninguna parte del mundo…

POR AHÍ nos encontramos algo externado hace mucho tiempo y que exhibe el desconcertante estilo para gobernar que recién implementó el sucesor de la vergüenza peñista, mismo que canta igual o peor las rancheras y que está en pleno auge:

“No puedes ayudar a los pobres destruyendo a los ricos. No puedes fortalecer al débil debilitando al fuerte. No se puede lograr la prosperidad desalentando el ahorro. No se puede levantar al asalariado destruyendo a quien le contrata. No se puede promover la fraternidad del hombre incitando el odio de clases. No se puede formar el carácter y el valor mediante la eliminación de la iniciativa e independencia de las personas. No se puede ayudar a las personas de forma permanente haciendo por ellos lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos.” Abraham Lincoln…

El Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió alertas de viaje para cinco Estados y recomendó el reconsiderar viajar a otros 11 Estados de la República Mexicana…

HASTA la próxima Dios mediante…